noviembre 04, 2009

El día que FITO PAEZ llegó al Maipo






Por: Guadalupe Rivero
De ámbito.com
Fito Páez cantó para 200 personas en el Maipo

El teatro Maipo dejó las plumas y los cuerpos esculturales por una noche. En su lugar, un impecable piano como único instrumento acaparó la atención. Y en sus teclas, aquel muchacho rosarino que hace tiempo se presentaba bajo el signo "del 63".

Fito Páez brindó un recital íntimo en el marco de las Sesiones Imperial, un evento que congregó a 200 personas que disfrutaron de su música en el mítico recinto de la calle Esmeralda.

El artista salió a las tablas enfundado en un traje negro que contrastaba con su remera roja y que más tarde dejaría ver la delgadez que siempre lo caracterizó. Enseguida presentó el show que a lo largo de poco más de una hora le permitió presentar su disco "Rodolfo" de manera íntegra y también algunos clásicos.

"Si es amor" fue el punto de partida de un concierto que recorrió su álbum editado en 2007 en perfecto orden y hasta el final. Cuando llegó la hora de "Gracias" -una suerte de reconocimiento a los grandes de la música argentina-, Páez mencionó a Litto Nebia, Luis Alberto Spinetta y Charly García.

Nocturno en sol y Waltz for marguie, dos solos en piano, sonaron bajo el atento silencio de los presentes, que sólo interrumpieron para aplaudir al final de cada uno.

El último tema se llevó una reflexión acerca de la recientemente fallecida Mercedes Sosa. "Zamba del cielo". Fito reconoció que al escribirla fantaseó con que la tucumana pudiera cantarla. Este año, cuando la "Negra" grabó "Cantora 2", el deseo se hizo realidad: junto al autor y a Liliana Herrero el trabajo del santafesino quedó plasmado en un álbum que ya pasó a la historia.

Y aunque al principio llegar a las viejas canciones parecía no ser un plan para el protagonista, a la hora de los bises llegaron los éxitos que lo coronaron más atrás en el tiempo como un ícono del rock nacional. Así, cuando el músico salió al escenario por segunda vez, interpretó una versión a capella de "Yo vengo a ofrecer mi corazón", seguidas por "Fue amor", "Dar es dar" y "Mariposa tecknicolor".

El entusiasmo del público se desató durante las últimas canciones y el clima se hizo más festivo. Los hits más antiguos del rosarino despertaron la nostalgia de los concurrentes, que celebraron a coro y entre aplausos la particular ocasión.

Así fue el cierre de Sesiones Imperial, un ciclo por el que pasaron anteriormente Gustavo Cordera y Catupecu Machu. Invitados especiales y prensa disfrutaron de los shows organizados por la única cerveza premium nacional.

2 Comments:

Blogger Coto said...

De el no se puede esperar menos!
Un GRANDE con todas las letras!
Como lo Amo!
Como quisiera conoserlo!

11:53 p.m.  
Blogger Il Capo said...

¿Qué posibilidades hay de conseguir el audio de ese concierto?

8:24 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home