noviembre 08, 2010

PERIODICO LA JORNADA



Qué noche tan especial; no todos los días es la primera vez en este lugar, comentó
El público hizo volver de la afonía a Fito Páez en el Auditorio Nacional
El cantautor estuvo acompañado por los tacvbos Emmanuel del Real y Quique Rangel; Julieta Venegas, Armando Manzanero y Susana Zabaleta
Son gente que quiero; tengo historia con ellos
Tania Molina Ramírez

Periódico La Jornada
Lunes 8 de noviembre de 2010, p. a17
Los seguidores de Fito Páez lo curaron. Así lo aseguró luego de que en medio del concierto se le comenzó a ir la voz, pero, poco a poco, como de milagro, la fue recuperando. No saben lo que hicieron aquí. Es muy difícil volver de la afonía, y eso lo hicieron ustedes, dijo, visiblemente conmovido. Gracias por el regalo inolvidable.
Este sábado, el Auditorio Nacional se llenó de fans que se sabían cada una de los temas, los cantaban y aplaudían con fervor. Lo recibieron con una ovación de pie, y así se mantuvieron gran parte del tiempo.
Qué noche tan especial. No todos los días es la primera vez en el Auditorio, dijo el cantante y compositor argentino, quien presentó su disco Confía (2010).
Para celebrar la ocasión, Páez, ganador de cinco premios Grammy Latino, estuvo acompañado por los músicos mexicanos Emmanuel del Real y Quique Rangel, de Café Tacvba; Julieta Venegas, Armando Manzanero y Susana Zabaleta. Son gente que quiero; tengo historia con ellos, dijo en entrevista.
Los tacvbos (en guitarra y bajo), junto con Páez y sus músicos, interpretaron Eres, de la banda mexicana, y Bello abril, del argentino.

Hombre con suerte
He sido un hombre con suerte. (He) conocido a gente que admiro. Es un honor presentar a uno de los artistas más grandes del mundo: Armando Manzanero, anunció.
Con el compositor yucateco interpretó Esta tarde vi llover. Páez ha dicho que, cuando era niño, su padre ponía esta canción.
El piano ocupaba el lugar central del escenario, con los músicos, jóvenes, distribuidos a los lados y atrás.Luego, con Manzanero al piano, cantaron Yo vengo a ofrecer mi corazón, una de las piezas más conocidas del compositor argentino (Mercedes Sosa ayudó a popularizarla).
Fue en esta pieza cuando se le comenzó a ir la voz.

En la siguiente canción, 11 y 6, Páez se acercó a la orilla del escenario y convocó a que todos continuaran cantando sin acompañamiento de la música, sólo con las palmas, en un emotivo coro: Miren todos, ellos solos, pueden más que el amor, y son más fuertes que el Olimpo. Se escondieron en el centro, y en el baño de un bar, sellaron todo con un beso.

Se enfundó en una larga bufanda verde y confesó: Creo que es la primera vez que me da una afonía en un concierto... No importa, saldremos adelante.
Durante Tumbas de la gloria, el Auditorio entero cantó, parado y con el puño en alto: Algo de vos llega hasta mí, cuando era pibe tuve un jardín, pero me escapé hacia otra ciudad, y no sirvió de nada, porque todo el tiempo estaba yo en un mismo lugar, y bajo una misma piel y en la misma ceremonia.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Heya i am for the first time here. I found
this board and I to find It truly useful & it helped me out much.
I'm hoping to provide one thing back and aid others such as you helped me.

my page: tvlinks
my page :: tv online

7:53 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

I do trust all the concepts you have presented for your post.
They are very convincing and can certainly work.
Still, the posts are too quick for starters. Could you please prolong them a little from subsequent time?

Thank you for the post.

Look at my webpage; tv online

10:20 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home