junio 10, 2016

Fito Páez y su viaje musical hacia los años ochenta

Colprensa
Un piano de cola negro fue el protagonista en el escenario del Palacio de los Deportes de Bogotá, a la espera de aquel rock star nacido en el año 63 en Rosario, Argentina: Fito Páez.
No importa las veces que el artista ha visitado esta ciudad, tampoco la excusa, como el celebrar los 30 años de su mítico álbum 'Giros', su público responde y llenó el recinto con una capacidad cercana a las cinco mil personas.
Mientras que Páez y su corte de cinco músicos subía a la tarima, se abrió el espacio al joventalento colombiano Chris Mosqueta, quien con guitarra y voz, pues el equipo de producción del artista argentino no le permitió presentarse con su banda, logró sortear la situación y cautivó a los asistentes con su música en 30 minutos de presentación.
Tres décadas atrás
Al cruzar las ocho de la noche, vestido con un traje de delgadas líneas blancas y negras, empezó su recorrido por ese repertorio que revolucionó la escena del rock argentino, al presentar un álbum con altas dosis de las diferentes vertientes de la música tradicional del Cono Sur. Qué mejor inicio que con la canción que le dio título al disco, 'Giros'.
De ahí en adelante, dicho LP fue la columna Vertebral del show, con temas como 'Cable a tierra' y la inflatable '11 y 6'.
Un repertorio muy fiel al sonido de las canciones en su grabación original, con esa exploración ochentera de los sonidos de los teclados eléctricos de aquel entonces. Pero en especial, se le nota a Fito como disfruta poder variar su tradicional repertorio y volver a canciones que no interpretaba hace algunas décadas.
Un show con temas cantados por un cincuentón, que las escribió 30 años atrás, en una Argentina que no terminaba de acomodarse en su nuevo estado de democracia y con incontables heridas abiertas de aquella dictadura que se negaba a quedarse en el pasado.
Tomó el álbum 'Giros', lo llevó a escena, pero rodeándolo de otras canciones de otras canciones de otros discos de los años ochenta, y como él mismo dijo en el escenario, "Sin hits, solo canciones lado B. Muchas de ellas nunca las hemos tocado en Colombia".
¿Podría faltar su homenaje a Charly García? Pues esta vez lo hizo con una pequeña parte de 'No voy a parar', y faltarían otros homenajes más en la noche, porque no se olvidó de Luis Alberto Spinetta, otro genio del rock en español de todos los tiempos, interpretando una de las canciones que hizo junto al ‘Flaco’ para el álbum ‘La, la, la’ en 1986.
Tras noventa minutos de concierto, finalizó, en parte, su etapa de los ochenta con 'Polaroid de locura ordinaria', la canción más exitosa de su disco ‘Ey!’ de 1988.
Ahí, ya empezó a hacerle coqueteos a su repertorio de los noventa, con ‘Fue amor’ y ‘Dale alegría a mí corazón’, de su disco ‘Tercer mundo’ de 1990 que terminó en un coro estremecedor del auditorio, sin músicos, el cual Fito dirigió con total maestría, para iniciar la recta final de su presentación con ‘El diablo en tu corazón’ de ‘Rey sol’ del año 2000; así como sus clásicos, 'A rodar' y 'Mariposa Tecnicolor', para finalizar este viaje musical.
Bogotá | Colprensa
http://www.laopinion.com.co/