mayo 24, 2018

Oliver Stone, Álex Pina y Fito Páez estarán en el Smart Films Colombia 2018

Un smartphone con cámara, una mente creativa y amor por el mundo audovisual son los únicos requisitos para ser parte del Smart Films, que tendrá este año invitados de lujo.
Hoy en día el mundo audiovisual no tiene limitaciones, y tampoco es necesario un equipo especializado y costoso para crear contenido multimedia. Por eso, llega la cuarta versión del Smart Films, un festival que acoje a todos los amantes de los cortometrajes. 
Entre su lista de invitados de honor se encuentra Oliver Stone, director, guionista y productor estadounidense que ganó 3 premios Óscar por sus películas El expreso de media noche (1978), Platoon (1986) y Nacido el 4 de julio (1987).
Álex Pina, director de la exitosa serie La casa de papel también asistirá a este evento junto a Fito Páez, quien además de ser uno de los cantantes argentinos más reconocidos a nivel mundial, fue director de un largometraje llamado Vidas privadas (2001) y también dirigió y produjo la película ¿De quién es el portaligas? (2007).
Este año, el festival traerá conferencias, debates, clases magistrales y eventos sociales que le abrirán un espacio al mundo audiovisual, teniendo en cuenta a otros directores y productores como Dago García, Pablo Culell y Fabio Zapata. 
https://smartfilms.com.co/
¿ Q U É   E S ?

SMARTFILMS


SmartFilms es un festival de cine de películas realizadas con celular con la misión de democratizar el cine, haciendo uso de las nuevas plataformas digitales de comunicación y difusión. Todas las personas lo pueden hacer y todas lo pueden ver.
El festival se rige bajo la estructura de ejecución anual. En cada proceso se realizan actividades pedagógicas y de activación para incentivar a las personas a que participen y fomenten la industria cinematográfica en Colombia.

mayo 23, 2018

RODAJE.

Fin de rodaje.
La última toma que faltaba para el Video de Dar es dar, campaña del CUDAIO


 
Iván Tarabelli, Sebastián Sorín, Flor Lattuada

 
Iván Tarabelli, Fito Paez y Héctor Molina

 
Fito Paez y Hector Molina

mayo 13, 2018

Fito Páez presentó Los días de Kirchner en la sala José Hernández

Creo que los personajes se rebelan” El título podría sugerir un ensayo histórico, pero la novela del músico es una ficción ambientada en el pasado reciente de la Argentina: “La escritura es como la respiración... Tomo mucho de mi vida y a la vez me salgo porque no quiero que sea sólo eso”. Por Silvina Friera
Fuente: Página 12
“En los ajustes de cuentas de la novela caen el kirchnerismo, el rock, la izquierda y el feminismo”, dijo Cristian Alarcón. 


Imagen: Kala Moreno Parra

“Militen pero lean. Apaguen los televisores y lean. Salgan de Twitter y lean, ¡por favor! ¡Ilústrense! ¡Y rían! Cojan con cualquiera en cualquier esquina. Dejen de dictaminar. Traten de saber quiénes son antes de andar por el mundo evangelizando idiotas. Ahóguense en alguna duda alguna vez”, pide El Mono –un escritor de 52 años con un montón de libros publicados, enamorado de La China, una joven militante kirchnerista– durante un discurso en una unidad básica del Frente para la Victoria en Constitución, que terminará entre abucheos y unos pocos aplausos tímidos. En Los días de Kirchner (Emecé), que Fito Páez presentó en la Feria del Libro junto a Camila Fabbri y Cristián Alarcón, abundan las pasiones y las traiciones. Fabbri dijo que la segunda novela de Páez es “hermana” de la primera, La puta diabla (2013). “El Mono discute con La China, con la mujer que ama, y ella se va para siempre. El Mono se sienta y escribe la escena tal como sucedió y piensa que es un gran arranque para una novela”, planteó la autora de Los accidentes, a quien el músico definió como “la nueva Silvina Ocampo mejorada”. 
Alarcón invitó al público a saludar a un “gran escritor capaz de fundar personajes inolvidables”. Después de los aplausos de las mil personas que colmaron la sala José Hernández, el director de la revista digital Anfibia aseguró que Los días de Kirchner es “una novela sobre pecadores”. “La novela toma el riesgo de insinuar que no va a terminar demasiado bien este amor obsesivo, dominante, tremendamente patriarcal”, advirtió el autor de Cuando me muera quiero que me toquen cumbia. “En los ajustes de cuentas de la novela, en esos homicidios, cae el kirchnerismo, el rock, la izquierda y el feminismo; es la primera novela poskirchnerista que leí después que terminó aquella experiencia política”, admitió Alarcón. “El texto tal vez sea un réquiem del kirchnerismo; pero uno no tiene la respuesta. Las novelas buenas deben abrir preguntas”.
“Me gustan los personajes complejos. La linealidad de los buenos y los malos, los villanos y los salvadores, siempre terminó embolándome, incluso cuando era chico”, afirmó el músico y escritor. “En uno de los momentos más calientes, que es la llegada del Mono Vargas a la unidad básica del FPV en Constitución, se adelanta al tiempo y dice: ‘muchachos, la cuestión es que están matando tantas mujeres por día y las chicas pobres mueren por hacerse abortos ilegales. Muchachos, dejen de crear comisiones, dejen de andar evangelizando idiotas, si no saben quiénes son. No es una crítica a La Cámpora”, aclaró Páez. “Creo que el libro hace una crítica al accionar dentro de la vida política, ya no como mecanismo de obtención de logros específicos, sino como una suerte de mundo donde las cosas fallan permanentemente y no producen bienestar”. Páez reconoció que el personaje del Mono es una mezcla de Fogwill, Horacio González, Horacio Verbitsky y Enrique Symns. “El Mono pone en duda todo el sistema social y político universal”, precisó. “Como dice en la novela, mientras ustedes están tan preocupados por quedarse con la razón, yo tengo que dedicarme a mi trabajo, que es probar que nadie la tiene. El tipo tiene que debatirse adentro de ese terremoto que son las pasiones y la vida política”.

VIDEO LA CIUDAD LIBERADA.

ROSARIO /ENTRADAS

https://www.turboentrada.com/Sitio/Contenido/Funcion/FUNC001861

 

UBICACIONES / PRECIOS

VIP FANS $ 1.500,00 + $ 225,00.-
PLATINUM $ 1.300,00 + $ 195,00.-
GOLD $ 1.100,00 + $ 165,00.-
SILVER $ 800,00 + $ 120,00.-
PLATEA PREFERENCIAL $ 700,00 + $ 105,00.-
PLATEA $ 600,00 + $ 90,00.-

mayo 11, 2018

Rosario.

Ya largó la venta de Entradas.

VAMOS ROSARIO CARAJO!!!!!!!!!!!!!! EL SÁBADO 30 DE JUNIO EN EL METROPOLITANO!








mayo 08, 2018

#LaCiudadLiberada - ESTRENO 11.05.18

Una publicación compartida de Fito Paez (@fitopaezmusica) el

FITO PAEZ, agrega 2da. Fecha en Lima. 02/06/2018


Se anuncia la Segunda Fecha para @fitopaezmusica en Lima. Sábado 02 de Junio, las entradas están a la venta en http://www.tuentrada.com.pe/


El sábado 12 de Mayo 15 horas - FITO PAEZ en la Feria del Libro.


mayo 06, 2018

Nota a Martín Páez. Revista Gente

Fito Páez x Martín Páez: "¡Cuando papá tiene un show hay que encontrar el momento para hacer las fotos!"

El artista presentó su disco La ciudad liberada, con sendos shows en un Luna Park colmado. Su hijo Martín (18), fotógrafo y pintor, inmortalizó la intimidad y el back de las dos presentaciones, al tiempo que el reportero gráfico de GENTE los siguió de cerca con su cámara. Una de las leyendas del rock nacional bajo la lente, la mirada y las palabras de su heredero.
 “Mi tío Coki como músico invitado”. (Foto: Martín Páez)
 “Y la postal feliz de parte del equipo. Nunca olvidaré estos días junto a tan talentoso grupo”. (Foto: Martín Páez)
 “Aprovechamos el espejo gigante del baño del camarín del Luna Park para hacernos la foto con papá: un momento que voy a guardar siempre en el corazón”. (Foto: Martín Páez)
 El back de Martín descripto por él mismo: “El ensayo de la mágica Fabiana Cantilo”. (Foto: Martín Páez )
 La banda completa al final del show: Juan Absatz, Fabiana Cantilo, Juani Agüero, Gastón Baremberg, Fito, Julieta Rada (hija del Negro), Diego Olivero y César “Coki” Debernardi. (Foto: Fabián Mattiazzi/GENTE)

 El padre canta, el hijo gatilla el momento. (Foto: Fabián Mattiazzi/GENTE)

 “Por último, tomándose la selfie final antes de trepar al escenario”. (Foto: Martín Páez)
 “En la combi rumbo al Luna”. (Foto: Martín Páez)
 “Vistiéndose para ir a la prueba de sonido”. (Foto: Martín Páez)
 Las tomas de Martín, en sus propias palabras: “Antes de salir de casa, papá cepillándose los dientes”. (Foto: Martín Páez)
 “La prueba de sonido era a las 16, y aunque estábamos a quince cuadras de casa, sabía que papá no iba a volver. Aprovecha el tiempo para repasar todo y no dejar nada librado al azar. Es muy metódico y cuida cada detalle”. (Foto: Fabián Mattiazzi/GENTE)
 Imágenes del show registradas por el fotógrafo de GENTE. (Foto: Fabián Mattiazzi/GENTE)
 Martín dixit: “Hay que buscar el instante y encontrar ese retrato que resuma lo que pasa arriba del escenario. Me gustó la fuerza de mi padre en esta imagen. Mientras la tomaba, el reportero de GENTE me sacaba fotos a mí”. (Foto: Fabián Mattiazzi/GENTE)
 
Fito Páez canta,  su hijo Martín hace las fotos. (Fotos: Martín Páez y Fabián Mattiazzi/GENTE)
Hacer fotos es una de las pasiones que tengo en la vida. Nota Completa aquí:





https://www.infobae.com/gente/personajes/2018/05/03/fito-paez-x-martin-paez-cuando-papa-tiene-un-show-hay-que-encontrar-el-momento-para-hacer-las-fotos/.







mayo 01, 2018

SEGUNDA NOCHE EN LUNA PARK. PH Karina Dos Santos















 

HOGAR MONTEAGUDO.

Mensaje de Uno de los flacos que trabajan en el Hogar Monteagudo:
“Escuche la ciudad liberada desde afuera del luna mientras juntamos donaciones y a todos se nos pianto un.lagrimon a mi.y a mis compañerxs de Frida y Monteagudo.Q estábamos.afuera, bajo la lluvia buscando la parada, la gente excelente! Vino.con.sus donaciones, a pesar de la lluvia, un.muchacho se había olvidado, de traer una donación, se sacó la campera q tenis puesta y la dejo, "yo tengo.otras" dijo, una chica le pasó lo.mismo se sacó su chalina y la dejo. Todxs vinieron a ofrecer su corazón.”
🙌🏽🌟🌟🌟

abril 29, 2018

Un Fito Páez brillante presentó La ciudad liberada en el Luna Park La Nación.


El El cantante tomó la posta de los grandes solistas del rock argentino Crédito: DIEGO SPIVACOW / AFV


LA nación 29 de abril de 2018  • 01:46
Una frase. Sólo una frase necesitó Fito Páez para que se le disparase un disco entero. La ciudad liberada, el álbum que anoche empezó a presentar en el Luna Park porteño, nació el día en que el rosarino fue a tocar al Centro de Integración Monteagudo, un espacio para gente en situación de calle. Allí, sobre una pared, estaba la columna vertebral de su nueva obra: "La calle no es un buen lugar para vivir, mucho menos para morir".
Esa frase, esa idea, esa síntesis se expandió como reguero de pólvora. Y en Páez actuó como disparador y catalizador de emociones. Como si se tratara de otra "Ciudad de pobres corazones", "La ciudad liberada" -la canción- encontró a un Fito preciso y punzante, que dirigió toda su energía en la misma dirección. Si en el pasado no muy lejano le pifió feo con esa declaración tan desagradable con la que aseguraba que le daba asco la mitad de Buenos Aires, en esta canción en particular y en el clima general del álbum encontró la manera artística de mostrar su disconformidad, de leer el presente desde la óptica de un músico consagrado, responsable de sus actos y en plenitud.
Precisamente, la introducción de "Ciudad de pobres corazones" abrió la noche y Fito, de saco azul y remera blanca, salió sonriente a escena. Lo esperaba un Luna Park colmado, ansioso y eufórico desde el minuto cero. El piano en el centro y, a su alrededor, una banda que se mostró sólida de principio a fin y lo suficientemente elástica para extender las zapadas, romper los termómetros en los momentos en que la temperatura subía y darle el pie al nuevo valor: Juani Agüero, un joven violero con todos los yeites, la actitud y el aplomo de un guitar-hero; una promesa que, en su primer Luna Park, como señalaría Páez, no sólo estuvo a la altura de la ocasión sino que "la descoció", mostró su rebeldía, y se permitió disfrutar. Junto a él, la base de los últimos tiempos: Diego Olivero en bajo y Gastón Baremberg en batería; el tecladista que lleva "varias vidas" junto al rosarino, Juan Absatz y, en los coros, la joven Julieta Rada, hija de Rubén y gran promesa del R&B rioplatense.
De la introducción de "Ciudad de pobres corazones" a "Ciudad liberada" sin escalas, Páez dejó en claro desde el vamos las intenciones: presentar un disco fresco, urgente y largo. De las 18 canciones que contiene en el Luna se escucharon 11. ¿El primer diagnóstico? Que están hechas para ser tocadas, para chocarse con el público y, varias de ellas, para sumarse a ese cancionero rico, extenso e imperecedero que le pertenece a todos.
Fito por momentos no canta, escupe. La noche recién comienza y él opta por ir directo al grano: "Quiero vivir en la ciudad liberada / Donde a los pibes no les metan más balas", reclama desde la canción que da nombre al disco. Acto seguido, otra novedad: "Aleluya al Sol", donde intenta decir algo similar pero con el corazón en la mano: "Porque todos tengamos el pan en la mesa / Y el aire para respirar / Porque nunca te olvides mi amor / Lo que es la libertad". Así, la ruta está trazada desde el comienzo.
Solo resta intercalar viejos y nuevos mojones. Y, al hacerlo, resignificar lo escrito y lo cantado años y décadas atrás. Porque no es el artista popular el que se renueva sino que son sus canciones, las mismas de siempre, las que cambian o intensifican su sentido. Por caso, ahí están dos clásicos que maridan muy bien con el ánimo actual: "Naturaleza sangre" ("La fiebre pasó y la rabia también. La lógica por fin se nos deshizo en la boca") y, en el cierre definitivo, "El diablo de tu corazón", aquella que juzgaba: "Buenos Aires hoy te falta mambo, te sobra muerte y pasarela".
Una voz invitada, un viejo amor, una amiga, "nuestra eterna princesa cósmica", como la describiría Fito. Fabiana Cantilo se hizo presente en diversos pasajes del show para unir su voz a la de Julieta Rada. No le fue difícil encontrar su lugar en escena: su presencia, sus acertadas intervenciones y, quizás, su deseo de integrarse a la banda como un miembro más, le alcanzaron para brillar. Para jugar a Thelma y Louise con la hija del Negro Rada a la hora de "Dos días en la vida" o para mostrarse, junto al protagonista, como dos adolescentes sin edad en tiempos de "Brillante sobre el mic".
A ese primer Páez de saco y remera, el que puede pasar de "11 y 6" y "Naturaleza sangre" a la nueva "Tu vida mi vida", donde Fito se reencuentra con su versión más romántica, le sucede otro de campera de cuero. Las dos caras de la misma moneda se baten a duelo. A ambas las separa un pequeño intermezzo: un viejo amigo rosarino, Coki Debernardi, suplanta al protagonista para cantar un tema propio. Luce como Elvis, suena como Dylan. Su amigo regresa a escena y recibe la invitación para quedarse un rato más, para lucirse con "Polariod de locura ordinaria".
Pero antes de que el tramo de los grandes clásicos gane definitivamente lo que queda de la noche, las nuevas canciones que restan interpretar muestran su faceta más escenográfica. "Navidad negra" golpea con su letra ("el mundo explota en los cinco continentes"); "Se terminó" es una clásica vuelta al mundo bajo el tamiz del músico rosarino que no tiene reparos en mostrar su pesimismo (el carruaje se volvió calabaza en un segundo atroz), e "Islamabad" es otra lectura de este hombre de mundo que se para un instante en el Oriente para cantar, sin temor a polemizar, aquello de "Francesito que llevas por el mundo tu civilización / No me gusta que vengas a mi casa y me cuentes mi historia tan malamente / Vos que sos un hijo del sable europeo de Napoleón". Mientras, a su alrededor, seis mujeres con el hábito islámico esperan pacientes por el instante en el que se desprenderán de sus vestimentas, mostrarán sus curvas y se entregarán al baile.
Un instante. Un momento. Ya en el final, antes de los bises, antes de "Dar es dar", "Y dale alegría a mi corazón" y "El diablo de tu corazón", Fito tuvo un rapto. Un deseo urgente de cantar a capella "Yo vengo a ofrecer mi corazón". Ahí, en el medio, sin luces, sin banda, con el público en silencio, cumplió sobradamente con esa línea de su nuevo disco en la que se proclama un músico amateur. Fito volvió a ofrecer su corazón, canalizó sus ideas desde el arte y brilló en una de esas noches que recordaremos por años. Ya sin El Flaco Spinetta y sin Cerati, con Charly dispuesto a entregarle el bastón de mando, Fito tomó definitivamente la posta de los grandes solistas del rock argentino.

"Tanta inmensidad, perdidos de verdad", ...aquí!!!

Hoy....directo

 Gran concierto de Fito Páez en el Luna Park. Foto: Edu Romero.


 

car.destefano instagram

 
del instagram de awatys